sábado, 1 de enero de 2011

In memóriam


Una súbita enfermedad nos ha arrebatado a Remo, el mejor perro que jamás he tenido.

Nos volveremos a ver, estoy segura. Mientras tanto, te echaremos de menos.

2 comentarios:

  1. Sé lo que es pasar por eso. Nosotros hemos perdido por complicaciones cerebro-vasculares en un mes a Izurtz, una maravillosa schnauzer sal y pimienta miniatura de 11 años que era la alegría de cualquiera que le conoció. Son una raza inteligente, cariñosa, fiel, educada y comprensiva (saben dónde y cómo estar en todo momento, sobre todo si uno está pasando por una mala época emocional), un equilibrio perfecto en todos sus aspectos.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento Gemma, lo siento muchísimo. verle la carita a Remo, su expresión inteligente, cariñosa y comunicadora hacia esa chiquilla que era su familia... es muy conmovedor y, tan duro como saber que ya no vas a ver más a un amigo muy querido. Aunque estoy de acuerdo, en que si se cree en otra Vida, él tiene que estar allí aguardándonos.

    No sé si me recuerdas, hace 2 años y medio te llamé por la muerte de mi Simba, un schnauzer gigante, y buscaba a otro para ayudarme a soportar su pérdida. Me recomendástes a Barbadura y me traje a mi Carpo, un schnauzer mediano maravillo... ¡que he perdido también!, ya que hube de dormirlo el pasado día 10. Según la necrosia, su organismo tenía tóxicos. No encuentro explicación, ni consuelo, fué muy cuidado y salía a pasear atado, y sin embargo no he podido protegerlo. El dolor es muy grande, y puedo comprender lo que habréis sufrido con la pérdida de vuestro Remo.

    Un afectuoso saludo,

    Mercedes Muñoz
    Málaga

    ResponderEliminar